LA INFORMALIDAD Y LAS MYPES

0
881

6.6 millones de unidades productivas se desarrollan en el sector informal en el Perú, según el INEI.

”Las ventajas de la informalidad superan con creces a la formalidad”- este parece ser el consenso de miles de peruanos, que deciden no ceder ante las reglamentaciones del país, pues encuentran una gran escases de beneficios en ser legales.
Solo 1 de cada 4 microempresarios elige dar el paso hacia la formalización, aun si se les ofrece correr con todos los gastos de inscripción.
En un estudio, publicado esta semana por el diario El Comercio, se reveló cuales son las principales trabas y comportamientos que han llevado, a que alrededor del 88,3% de los micro empresarios prefieran quedarse en la informalidad.
Y no se trata solo de obstáculos legales o de la burocracia peruana, el problema principal son los altos costos que conlleva ser formal. Entre estas razones podemos encontrar:

  • Las cargas tributarias y laborales
  • La implementación de infraestructura adecuada
  • La expedición de licencias de funcionamiento.
  • Las recurrentes inspecciones municipales.

En palabras simples ser formal es muy caro.
LA INFORMALIDAD COMO RESULTADO DE UNA FALTA DE OPCIONES
Entonces ¿por qué si todo el país debe asumir esos costos algunos deciden no hacerlo?
La respuesta esta en que el 58% de los negocios informales se crean por necesidad económica y el 6% porque no encontró trabajo asalariado, lo que implica que no tienen el presupuesto para lidiar con gastos tan altos. Y que la informalidad es consecuencia directa de la falta de plazas laborales que existen en el Perú.
LA RESPONSABILIDAD DEL CONSUMIDOR
A esto sumémosle el comportamiento del consumidor que, en una economía desacelerada como la que tenemos hoy, siempre va a preferir comprar más barato. Si algunos le recargan todos esos sobre costos a sus productos y otros optan por no hacerlo, el cliente elegirá siempre el de menor valor.
Logrando así que no solo el empresario sino también el mismo consumidor deje la formalidad en segundo plano.
Claro está por acontecimientos recientes, que no podemos seguirnos haciendo de la vista gorda y que la formalización es impostergable.
Entonces la pregunta que queda pendiente es: ¿Qué podemos hacer para fomentar la formalización de la micro y pequeña empresa en el Perú?

 
Si quieres ser parte del cambio únete a nuestro movimiento: Aquí
Fuente: El Comercio