ASEMIA: En Miami lanzan red de emprendedores latinoamericanos bajo el alero de ASELA

0
373

La Asociación de Emprendedores de Miami apuesta a que la ciudad estadounidense se vuelva un hub latinoamericano de startups.

Con 25 firmas en una servilleta, el 3 de enero de este año se creó la Asociación de Emprendedores de Miami (Asemia). Sin embargo, esa fue solo una inauguración simbólica, ya que hoy se realizará su verdadero lanzamiento en eMerge Americas, cumbre de tecnologías que conecta firmas latinoamericanas con el mundo, y que contará con autoridades de EE.UU. y el ministro de Economía, José Ramón Valente.

El presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica (Asela), Juan Pablo Swett, explica que el propósito de este nuevo gremio, que es parte de la organización que lidera, es generar una amplia red de emprendedores y establecer un entorno adecuado para que tanto startups como empresas consolidadas de toda Latinoamérica puedan instalarse en Miami, tanto para abrir operaciones como para tener una casa matriz con la que puedan funcionar hacia el extranjero. “Nos dimos cuenta que esta ciudad probablemente sea el mejor hub para manejar un proyecto latinoamericano; la cantidad de gente que hoy día maneja empresas en Miami es mucha y por miles de factores, uno de ellos es que representa la puerta de entrada al mercado americano”, dice.

En la fotografía, Juan Pablo Swett, Presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica junto a el Ministro de Economía de Chile, José Ramón Valente y Manny Medina, uno de los empresarios de tecnología más exitosos del sur de la Florida.

Reunir a los emprendedores que ya estaban instalados allá y conversar con las autoridades gubernamentales de EE.UU., junto a la ayuda de ProChile, fue uno de los principales desafíos para instalar la entidad en Miami. Pero, ahora se encuentran encaminados a trabajar en distintos planes que irán en la línea de colaborar e incidir en la agenda pública para mejorar el ecosistema de innovación en esa ciudad. Los programas a implementar serán dos: un softlanding para startups que estén partiendo y quieran expandirse y otro enfocado en empresas más consolidadas que estén vendiendo millones de dólares en Latinoamérica y quieran entrar a EE.UU. “Estamos en el proceso de trabajar políticas públicas, temas burocráticos y de juntar programas de softlanding , de manera de levantar información para transmitirla a través de las asociaciones que tenemos en toda Latinoamérica y así puedan empezar a entrar los emprendimientos”, dice Swett.

Fuente: El Mercurio – Economía y Negocios