ASOCIACIÓN DE EMPRENDEDORES: “ES INJUSTO QUE LA SUNAT NOS TRATE COMO EMPRESAS GRANDES”

0
272

El presidente de la Asociación de Emprendedores (ASEP), Emilio Rodríguez Larraín, consideró necesario que el Gobierno cambie su modo de tratar tributariamente a las pequeñas empresas si es que tiene como uno de sus objetivos principales la formalización del país. “El 68% de las empresas en el Perú son informales. Que eso se reduzca en un 20% significará mayor recaudación por parte de la Sunat. Pero los emprendedores temen constituir una empresa por miedo a que la Sunat les ponga multas y los persiga”, comentó ayer en la noche durante su exposición en el panel “¿Cómo mejorar el ecosistema de emprendimiento e innovación en el Perú?”, organizado por la Municipalidad de Miraflores. Refirió que los negocios chicos se ven en la necesidad de pagarle, por lo menos, 250 soles a un contador todos los meses, para que vea el tema de pago de impuestos. “¿Qué pasa si mi capital social es de solo 1,000 soles? El contador me cuesta un cuarto de eso todos los meses. Por eso muchos piensan que es mejor quedarse como informal oculto en sus casas”, manifestó. Indicó que este temor a la administración tributaria impide que muchos micro y pequeños empresarios se constituyan y saquen su RUC para ser proveedores de supermercados y otras grandes empresas, pues necesitan de estos clientes para crecer. “Qué pena que el Estado no sea el socio que te ayude a crecer, al contrario se lleva el 30% de tu ganancia. Solo si eres un trome para sacar crédito fiscal y pagar menos, tal vez el BCP pueda hacerlo, pero nosotros que somos chiquitos nos tratan igual que los grandes y eso es más injusto”, dijo Rodríguez Larraín, tras indicar que el Estado debe nivelar la cancha para incentivar la formalización de los emprendedores. Enfoque en el cliente El presidente de ASEP sostuvo que el Perú pasó por 15 años de bonanza económica, pero que lamentablemente la época de las vacas gordas ya terminó. “Si abres un restaurante por abrirlo, no necesariamente van a llegar los clientes. Debes conocer a tu cliente, saber sus necesidades, porque ya pasó la época de las vacas gordas que generaban un mayor consumo casi sin esfuerzo”, destacó. No obstante, sostuvo que los obstáculos que se presentan no deben ser tomados como excusas para no continuar mejorando el negocio. “Mucha gente con menos oportunidades que nosotros, hace emprendimientos que no imaginamos. Cuando termine esta charla, no vayan a casa a dormir, escriban su idea de negocio y empiecen a trabajarla desde el día siguiente”, concluyó.