Cómo calcular la valoración de tu Startup en etapa temprana

0
371

Me aburrí de escuchar que la valoración en etapa temprana depende de muchos factores y es más arte que ciencia. Digo, es verdad, pero igualmente como fundador uno tiene que llegar a una cifra concreta para negociar con sus inversores, y saber lo anterior no soluciona la práctica sobre como hacerlo. Asique aquí va un paso a paso, no definitivo pero si profundo, para calcular una valoración razonable.
Al final, tu startup vale lo que alguien pague por ella. Pero puedes hacer un genial trabajo en demostrar al mercado de inversionistas sobre cuánto crees tú que vale. Recuerda igualmente que en etapas tempranas no te conviene negociar una valoración demasiado alta.
Para que estemos en la misma página: en etapas tempranas la valoración para nada refleja el valor real de la compañía. Si tu empresa está valuada en US$300K, difícilmente puedas venderla hoy por ese precio. Porque lo que en realidad se está valorando es el potencial de crecimiento. Pero lo que sí podrás hacer con la valuación es definir que porcentaje de la empresa recibirá un inversor por su aporte.

Paso 1: ¿Cuánto dinero necesitas y adónde quieres llegar?

La valoración en etapa temprana depende de cuanto dinero necesitas. Este dinero tiene que servirte para correr tus experimentos de validación y cubrir al menos 6 meses de tus operaciones. Para llegar a esta cifra puedes:
Calcular cuánto dinero necesitas para crecer hasta un punto en el que se mostrará un crecimiento significativo y puedas elevar la próxima ronda de inversión. Digamos que ese número es de US$100.000. Como este es el monto mínimo para que puedas crecer hacia la siguiente etapa, un inversor no intentará darte menos, ya que sin esto no crecerías. Así que digamos que el monto de la inversión se establece.
Ahora tenemos que averiguar qué porcentaje de la empresa quedará para el inversionista. Tiene que ser menos del 50% ya que al sacarte el control de tu compañía te dejaría con pocos incentivos para trabajar duro. Tampoco podría ser un 40% porque dejaría poco capital para próximas rondas de inversiones. 30% sería razonable si recibieras la mayor parte del capital inicial que necesitas. En este caso, US$100.000 es una cantidad relativamente pequeña. Así que lo razonable sería entregar entre un 5% y un 20% de la empresa, en función de su valoración.
Hasta aquí definimos que pediremos US$100.000 a nuestro inversionista y a cambio le daremos entre un 5%-20% de las acciones. Eso pone nuestra valoración pre-money (antes de recibir la inversión) en un rango entre $500.000 (cediendo un 20% de la compañía por $100.000) y $2M (cediendo un 5% de la compañía por $100.000).
¿Qué porcentaje de ese rango será? Eso dependerá de tu capacidad de demostrar que puedes crecer rápidamente. Para eso sigue con el paso 2!

Paso 2: Oh Espejito, espejito ¿cómo soy en realidad? (Autoevalua tu Startup).

Haz una lista de tus Activos

El punto de partida para formular tu valoración es tu balance. Con este en mano, comienza a escribir y recuerda incluir TODO!
-Prototipo y/o Productos
-Software propio
-Equipamiento: muebles, computadoras, etc.
-Alianzas
-Clientes o Usuarios iniciales
-Flujo de fondos
-Patentes, Propiedad Intelectual, Registro de Marca
Con esta lista no vamos a llegar al valor de mercado real de la mayoría de tus activos, pero si nos permite comparar valoraciones de otras startups con activos similares.

Ponle precio a tu Propiedad Intelectual

Como todo en este juego, no hay valor exacto para patentes, registro de propiedad intelectual o registro de marca, pero si hay información como para sacar estándares de la industria. Según Disruptive Angels, varios inversionistas coinciden en los siguientes valores:
-Patentes: cada patente que proteja efectivamente un producto puede valer hasta $100 mil dólares como tope.
-Registro de Marca: si registraste tu marca, y adquiriste un dominio .com también suma. Según el contexto, puede valer hasta $10 mil dólares.

Argumenta con tus KPI’s -Indicadores Clave de Performance-

Para ir a buscar inversión sí o sí debes haber validado que la gente quiere tu producto. Ni siquiera tú deberías invertir tu tiempo en algo que no validaste seriamente. Entonces, ojalá puedas demostrar tracción. Si ya han pagado por tu producto mucho mejor. Si todavía estás con una versión beta, o no has comenzado a percibir ingresos, o tu modelo de penetración hace que tus ingresos hoy no sean la métrica que más fielmente refleje tu capacidad de capturar mercado rápidamente, puedes identificar otros indicadores que te ayuden a demostrar tu tracción. Van algunos como ejemplo:
-tasa de crecimiento de usuarios (semanal o mensual)
-tasa de éxito de clientes (una medida de usabilidad que indica el porcentaje de tareas que los usuarios completan correctamente)
-tasa de usuarios referidos
-estadísticas del uso diario

Mide a tu Equipo

Tener talento sólido es algo que los inversores valoran altamente . El objetivo del auto- análisis del equipo no es poner necesariamente un valor a personal específico, sino tener una mirada honesta de la pertinencia de tu equipo para tu startup.
¿Qué experiencia tienen los miembros del equipo ? ¿Qué han construído juntos en el pasado? ¿Han emprendido antes? ¿Tienen expertise en el campo ? ¿Han trabajado en alguna startup? ¿o en alguna empresa prestigiosa? Ten en cuenta que los fundadores con un track record de éxitos previos tienden a tener valuaciones más altas.

Ten un Plan Comercial

Entre las principales falencias de los emprendedores a la hora de buscar financiamiento está el “no tener un plan comercial definido” dice Rodrigo Castro, socio de Genesis Ventures.
Antes de reunirte con potenciales inversionistas debes definir la cuota de mercado que quieres alcanzar y tener planeado y calendarizado  cómo vas a llegar a tus clientes, cuándo lo harás, a qué precio venderás tu producto o servicio, cómo les darás soporte, cómo harás que estén felices y los fidelizarás, qué recursos necesitarás para eso, cuánto te costará ejecutarlo.