Disminuyen barreras para formalización de emprendimientos

0
339
  • El Gobierno dispuso la reducción del 50% de las multas por infracciones laborales y cambios en los procesos sancionadores a micro, pequeñas, medianas y grandes empresas.
  • Se evalúa reducir la tasa de aporte a Essalud que realizan las empresas para la cobertura de salud de sus trabajadores de 9% a 5% con el fin de aumentar la cantidad de trabajadores formalizados con aseguramiento integral de salud.


Las microempresas, quienes representan el 96.5% de negocios en el Perú han aumentado en número respecto al año anterior, sin embargo, las condiciones bajo las que surgieron no son las más favorables para los emprendedores. Las micro y pequeñas empresas suman un total de 5.7 millones de negocios en Lima, según Comex, entre los cuales se crearon en los últimos tres meses, 88,900 empleos de mala calidad y se perdieron 24,300 empleos adecuados.
A pesar de que el emprendimiento está aumentando y cada vez son más innovadores, la mayoría de micro empresas en el país nacen por necesidad como consecuencia del enfriamiento de la economía nacional y el 90% de los mismos terminan cerrando en el transcurso de los tres siguientes años, si es que no se preparan adecuadamente o reciben financiamiento que les permita sobrevivir, en un principio, y luego potenciarse para crecer sostenidamente o incluso en algunos casos, exponencialmente.
Una de las principales causas por las que un emprendedor decide mantenerse en la informalidad y poner en riesgo su negocio son las altas multas por infracciones laborales que impone la Sunafil. Por lo que, el decreto supremo n° 015-17-TR significa buenas noticias para los empresarios que deberían formalizarse para hacer crecer su negocio de manera adecuada. Este modificó los criterios para la aplicación de multas por infracciones laborales, es decir que se redujeron en un 50%, aplicables a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas y, en el caso de las mypes inscritas en la Remype, los montos de las multas no podrán superar, en un mismo procedimiento sancionador, el 1% de los ingresos netos percibidos en el ejercicio fiscal anterior a la generación de la orden de inspección.
Asimismo, el decreto supremo nº 016-2017-TR, ha modificado el procedimiento de inspección. Ahora hay dos clases de actuaciones inspectivas:

  1. Actuaciones de investigación o comprobatoria: diligencias previas al procedimiento sancionador que se efectúan de oficio para comprobar si se cumplen las disposiciones vigentes en materia sociolaboral.
  2. Actuaciones de consulta o asesoramiento técnico: medidas de orientación relacionadas con el cumplimiento de las normas sociolaborales.

Estos procedimientos brindan más garantías para las empresas y más recursos para cuestionar cualquier arbitrariedad de la Sunafil, ya que se puede filmar o grabar las inspecciones para tener un mecanismo de prueba de arbitrariedad o abuso por parte de algún inspector. Se podrá presentar todas las pruebas que considere importantes, ya no sólo las que se pida la autoridad, para demostrar que la empresa ha cumplido sus obligaciones.
Por otro lado, el Gobierno evalúa reducir la tasa de aporte de Essalud que realizan las empresas para la cobertura de salud de sus trabajadores en 4%, sustentado en que los menores ingresos que recibiría Essalud se podrían compensar con la mayor cantidad de trabajadores formalizados. Además, se unificaría la tasa de aportes evitando distorsiones como las que hoy enfrentan los trabajadores que se encuentran bajo el régimen de Contratación Administrativa de Servicios (CAS), que cuentan con un tope de aportación máxima de 30% de una UIT (S/. 1,215) y de regímenes especiales como el agroexportador cuya tasa equivale a 4% de la remuneración.
Las condiciones para la formalidad nunca han favorecido a los emprendedores, sin embargo, vemos iniciativas del Gobierno para incentivarla. La Asociación de Emprendedores del Perú, entidad encargada de promover y defender el emprendimiento propone políticas públicas costo-beneficio correctas que beneficien a todos los peruanos por igual y seguiremos trabajando para volver de Perú, un gran país para emprender.