Perú 21: Cobro de comprobantes no afectaría mercado de factoring

0
186

Tras el reciente anuncio de la aprobación de la Ley “Pago a 30 días” en Chile, muchos sectores del Perú se han visto preocupados por los cambios que esta Ley representa si llega a aprobarse en Perú.

La falta de liquidez es uno de los grandes problemas que tiene que afrontar un emprendedor. En muchos casos, por el pago tardío de facturas a proveedores, pagandolas en 30, 60 o en el peor de los casos 120 días, obligan a trabajar a los proveedores sobre “fiado”, sin retribución por meses, forzándolos a buscar financiamiento adicional para pagar gastos administrativos, mientras la gran empresa continúa generando ganancias financieras adicionales con las facturas de los emprendedores e incluso con los beneficios fiscales que estas le otorgan.

Dicho de manera sencilla, las grandes empresas maximizan
sus ganancias mientras los emprendedores Mype sacrifican su utilidad.

Ante este panorama, la semana pasada las bancadas de Fuerza Popular y Cambio 21, presentaron dos proyectos en el Congreso para que las grandes empresas paguen sus facturas a las pymes en un máximo de 30 días, para segurar los pago justos y a tiempo a proveedores.

Es así que surge la interrogante sobre si agilizar los pagos afectaría al mercado de factoring -Mecanismo que permite que los proveedores vendan sus facturas a entidades financieras para obtener liquidez en el corto plazo-, para el Gerente General de Digiflow, Renzo León-Velarde, el desafío y la solución están en la digitalización de las facturas.

“La diferencia para el factoring está en que al emitirse el documento electrónico, la empresa es capaz de ceder el anticipo en dos días, mientras que cuando se emite a través de papel, el proceso puede tomar de tres a cuatro semanas (…). El gran beneficiario es el pequeño y mediano emprendedor, que podría emitir boletas electrónicas”, explicó. Para León-Velarde, esto evitaría el abuso hacia los emprendedores.

Por ello desde ASEP ya trabajamos para que la Ley de Pago a 30 días se haga realidad cuanto antes y así poder aliviar esta problemática que limita el crecimiento, la innovación y el aumento de productividad de miles de empresarios y emprendedores, siempre dentro de los parámetros del libre mercado, beneficiando a todos los peruanos.