El fracaso no es una opción

0
521

Está demostrado que solo el 75% de las Pymes que emprenden cada año no llegan a los primeros dos años de vida, el 20% restante llega al quinto año y aún un menor porcentaje llega a los 10 años. La mayoría de las pocas que logran llegar al segundo año, se mantienen en estado se supervivencia y muy pocas logran despegar con fuerza. Por otro lado, solo el 4% de un total de 930 empresas emprendedoras alcanzaron a ser rentables. ¿Qué es lo que está pasando y cómo solucionarlo? ?

Las empresas se forman sobre dos cimientos: capital e ideas. Esto sólo garantiza el riesgo, mas no el éxito. Solo 70 de 930 emprendimiento llegan al mercado. Y de esos, 40 son rentables. “Sólo el 4%”. Esta situación tiene que cambiar con urgencia, ya que el emprendimiento es una de las mejores formas de activar la economía del país, sacar adelante el sueño de mil peruanos y permitirles vivir con pasión toda la vida al mismo tiempo de aportar valor a la sociedad.
Las valiosas prioridades ☀️

 Un error que a veces cometen los emprendedores es pensar que primero hay que imaginar una empresa. Es al revés, primero tengo que imaginar un modelo de negocio que funcione y después le ponemos una empresa alrededor si hace falta.

Se recomienda que al tener la idea de negocio, esta vaya precedida por una propuesta de valor sobre la que se construya el modelo de negocio que funcione, y a partir de ahí arrancar. Para obtener la propuesta de valor, es necesario preguntarse: ¿Qué voy a resolverle yo a mi cliente? Si no, no tiene ningún sentido lo que hago.
Lo siguiente a pensar: el modelo de negocio bajo el que desarrolla la idea. Este modelo es “la manera que yo creo, me apropio y entrego valor”. Tanto el modelo de negocio como la propuesta de valor son dos términos que se refieren al valor. Yo tengo que trabajar sobre eso, y cuando lo tengo terminado, hablamos la cuestión de la empresa.
Por otro lado, las empresas innovadoras que logran rentabilizar su propuesta deben competir por valor agregado más que por precio. Esto se logra mediante un proceso de lock-on. Significa que estoy haciendo un esfuerzo para que mi marca sea la primera opción en la mente del cliente. Eso es lock-on. Cuando las calidades se igualan y yo no tengo ningún efecto diferenciador, la competencia necesariamente pasa al precio.
 

 
Una vez rentabilizada la propuesta, se debe cambiar de negocio,empresa, idea.  Por eso, cuando uno está escalando tiene que empezar a innovar. Porque uno tiene que cambiar cuando le va bien, no cuando le va mal. ???
En conclusión, hay muchas razones por las cuales los emprendimientos fracasan, entre ellas las señaladas anteriormente, tanto como tener un modelo sin ingresos, oportunidades de negocio limitadas, competencia fuerte, un equipo inexperto, marketing deficiente y la más dañina de todas, darse por vencido muy rápido. Es verdad que las cifras no son alentadoras pero es trabajo de ASEP y de todos volver el emprendimiento por oportunidad en una gran opción de vida.
En ASEP trabajamos constantemente para que las condiciones del emprendimiento en el Perú sean más amigables y todos los peruanos que creamos en el emprendimiento, en trabajar con pasión todos los días, en darle valor a la sociedad con ideas innovadoras, podamos dar el primer salto y comenzar a emprender. ¡Animamos a todos a hacerlo porque este es TU momento! ?