Emprender conociendo tu propósito

0
838
Emprender conociendo tu proposito

Por: Susana Ferrel / Coach y consultora en aprendizaje y desarrollo

Cuando decides emprender, se cruzan muchas emociones, así como la ilusión de iniciar algo nuevo, el miedo a fracasar y la presión de no defraudar a los demás, sobre todo a tu familia.  Todo ello te acompaña todo el tiempo.

Si bien el contar con un plan y objetivos claros, es muy importante.  Antes de mirar tu negocio, debes iniciar por mirarte a ti mismo y cuestionarte ¿para qué hago este emprendimiento? ¿qué tan importante es para mi vida? ¿qué resultados espero? ¿cómo este emprendimiento me brindará una vida llena de satisfacción? ¿cuál es mi valor diferenciado frente a los demás?

Auto conocernos a profundidad y tener claridad de nuestro propósito, cobra relevancia porque cuando las cosas no avancen como tú quieres, y sean días “negros” debes tener claro tu propósito, tu razón de ser.  Eso te dará la energía y el foco para que retomes tu proyecto y continúes intentándolo.

Emprender conociendo tu propósito también te servirá para tomar decisiones y re enfocarte por si pierdes el rumbo.

Es por eso, que la travesía del emprendimiento, inicia contigo … ¡así es! Eres tú quien le dará vida a tu negocio y quién hará que las cosas sucedan.  Los insights empiezan por ti para identificar cuál es tu propósito, tu razón de ser, tu IKIGAI.  El IKIGAI  es una metodología japonesa cuya historia milenaria destaca a los pobladores del pueblo Ogimi en Okinawa donde las personas no se jubilan pues entienden que para vivir necesitan su razón de ser, su motivo de existir en este vida.

[/vc_column_text]

Html code here! Replace this with any non empty text and that's it.

 A continuación, te comparto los pasos a seguir para desarrollarla:

  • Aficiones: Identifica cuáles son tus pasatiempos, hobbies, todo aquello que te guste hacer sin importar el tiempo que pase.
  • Habilidades: Determina en qué eres bueno, en aquello en lo que destacas, sabes hacerlo bien, de manera fluida sin que te cueste mucho esfuerzo, tus fortalezas.
  • Aficiones + Habilidades = Pasión
  • Mercado / Demanda: Detecta el lugar dónde puedes ofrecer lo que te apasiona, ¿qué tendrías qué hacer para que te paguen por ello?
  • Habilidades + Mercado / Demanda = Profesión
  • Valor: Es tu contribución a la sociedad. ¿Cómo ayudarías a los demás?
    • Mercado / Demanda + Valor = Vocación
    • Valor + Aficiones = Misión

Tu IKIGAI es aquello común a todas las intersecciones desarrolladas; es decir, aquello transversal a tu Pasión, Profesión, Vocación y Misión. Mira el ejemplo adjunto.

Al principio te tomará tiempo hacerlo y está bien … considera hace cuánto tiempo no te detienes a mirar dentro de ti.

Es momento de preguntarte ¿Qué te hace feliz?  ¿De qué estas hecho y qué eres capaz de ofrecer al mundo?

Fuente: Libro “Encuentra tu IKIGAI” – Bettina Lemke