Entrevista a Juan Pablo Swett por iniciativa de ley sobre Pago Oportuno

0
78
El pasado 22 de julio el Presidente de Asela, Juan Pablo Swett, concedió una entrevista a Radio Pauta, con motivo de la iniciativa de ley que presentó el ministro de Economía, José Ramón Valente, sobre pago oportuno, la cual no cumpliría con los acuerdos que la autoridad habría asumido -mediante mesas de trabajo- con los dirigentes gremiales de la Asociación de Emprendedores de Chile, Asech, liderados por su directora ejecutiva, Alejandra Mustakis.

Como parte de las solicitudes de la ASECH – ASELA, un primer tema es el límite de pago, fijado en un máximo de 60 días, con intereses diarios que se generan a favor del vendedor por cada día de atraso cumplido el plazo. La tasa de interés aplicable será igual a la tasa corriente para operaciones no reajustables en moneda nacional de más de 90 días para montos entre UF 200 UF y UF 5.000.

La ASECH aspira que ese plazo baje a 30 días; es decir, que los intereses comiencen a generarse a partir del día 31. Pero también alertan que incluso el plazo de 60 días máximo no es definitivo, ya que el gobierno abrió la posibilidad de convenir plazos mayores si así lo acuerdan por escrito el comprador y el vendedor.

“Esta es la principal razón por la que decimos que esta ley podría ser letra muerta, ya que este acuerdo entre las partes estaría sobre la ley”, afirmó el presidente de Asela, Juan Pablo Swett. “Si las partes quieren ponerse de acuerdo, no podemos impedirlo, pero es obvio que hay un desequilibrio entre quienes concurren a ese acuerdo. Si una gran empresa quiere pagar a 120 días a un proveedor lo podrá hacer, aunque tendrá que dejarlo por escrito”.

No obstante, Swett propone una opción basada en una suerte de control social de esos eventuales acuerdos: “Si esos acuerdos se dan, queremos que sean públicos y podamos apuntar con el dedo a quienes abusen en los plazos de pago”.

Otro punto en disputa es que mientras la empresa compradora no paga por los productos adquiridos, no pueda usar el IVA como crédito fiscal. Actualmente, las empresas hacen declaraciones mensuales de impuestos (Pagos Provisionales Mensuales o PPM, también conocido como Formulario 29 por el documento que exige el Servicio de Impuestos Internos, SII) y ahí declaran la suma de IVA que tienen que pagar, total al que se le descuenta el IVA de los productos que han comprado (el IVA crédito).

“Lo que planteamos es que si una empresa grande no ha pagado la factura emitida por los productos adquiridos a una empresa chica, que el grande no pueda usar ese IVA crédito para descontarlo de lo que tiene que pagar en impuestos todos los meses”, afirmó Swett. Agregó que esta es una especie de “medida de presión pequeña, pero directa al bolsillo” para incentivar a reducir los plazos de pago. Comentó que esta demanda “se había conversado y negociado con Economía, estaba incluida en la indicación, pero cuando ingresó al Congreso nos enteramos que no iba. Fue una mala sorpresa”.

En el debate sobre este punto, las autoridades argumentaron que técnicamente es complejo acceder a esa petición. Pero mostraron disposición a buscar un camino y para ello comprometieron un plazo de 24 meses para la entrega de un informe del SII para analizar la factibilidad del uso del IVA como crédito fiscal sólo después del pago de la factura.

Pero Juan Pablo Swett descarta dicho argumento precisando que hoy la facturación es electrónica. “En el sistema papel habría sido impracticable, pero hoy siendo electrónico se puede hacer”. Aseguró que la ASECH chequeó esto con tributaristas e informáticos y es viable. “Tomarse dos años para resolver esto es una locura. Si el IVA crédito no va en el proyecto de ley, literalmente esa iniciativa va a morir”, añadió.

El vocero insistió en que la ASECH seguirá trabajando para que “se respete el espíritu original de esta ley que hoy se perdió. Tal como está es un engaño. Para esto es mejor que no salga”. Planteó que han estado dialogando con diversos sectores políticos para plantear sus dudas y que tienen seguridad de un respaldo transversal a sus demandas.

El debate se dará en la Sala de la Cámara de Diputados al regreso de la semana distrital; es decir el martes 31 de julio o miércoles 1 de agosto. No se augura una votación fácil.

Fuente: Radio Pauta.