Gestión: Congreso regulará que las facturas se paguen en máximo 30 días calendario

0
269

Para que el pago se haga en un plazo mayor a los 30 días, el proveedor y el adquirente del producto o servicio deberán tener un acuerdo por escrito. También se fortalecerá la factura negociable.

Hoy en día si una empresa emite factura o una persona, recibo por honorarios, pueden esperar 87 días en promedio hasta que puedan cobrar el dinero por los bienes o servicios ofrecidos.

Ahora en el Congreso quieren cambiar drásticamente esta situación, pues la Comisión de Economía ya tiene listo un predictamen, en el cual se plantea que todas las facturas deben ser pagadas, como máximo, en 30 días calendario, contados a partir del momento en que se otorga la conformidad de estos documentos.

Sin embargo, en caso de aprobarse, esta norma no se aplicaría inmediatamente, sino luego de seis meses de su publicación. A partir de ese momento la implementación sería gradual y en el primer año el plazo máximo de pago de facturas sería de 60 días calendario y a partir del inicio del segundo año de aplicación el plazo se reduciría a los 30 días mencionados.

El documento de la Comisión de Economía, al cual accedió Gestión, también señala que existe la posibilidad de que se puedan extender estos plazos máximos de pago.

Para ello, el proveedor y el adquirente del bien o usuario del servicio pueden establecer un acuerdo donde conste por escrito el plazo respectivo y será el Ministerio de la Producción (Produce)el responsable de fiscalizar que los acuerdos de plazos de pago excepcionales no constituyan abuso para el proveedor de bienes o servicios.

Plazos de emisión

Según la presidenta de la Comisión de Economía del Congreso, Mercedes Aráoz , uno de los principales problemas en las facturas es que entre la emisión y la conformidad de las facturas comerciales y negociables, no existían coincidencias en la plataforma digital de la Sunat, lo que generaba problemas a las empresas al momento de buscar financiamiento.

Por ello, será obligatorio que al igual que en la factura impresa, en la digital también se emita el documento de manera simultánea, reduciendo el plazo de 8 días hábiles a 8 días calendario.

“La propuesta busca plazos iniciales unificados, nacimiento de la factura negociable desde la Sunat y el requisito de la factura negociable desde la factura comercial”, afirmó.

De acuerdo con la Encuesta Económica Anual 2013-2017 del INEI una pequeña empresa puede demorar hasta 257 días para transformar sus compras de inventario en efectivo (ver tabla).

Fuente: Diario Gestión