Introducción al Design Thinking

0
483

El Design Thinking es una herramienta de gran utilidad enfocada a fomentar la innovación en las organizaciones de una forma eficaz y exitosa. En palabras de Mauricio Viena, el Design Thinking es: “Un abordaje volcado en el ser humano que radica en la multidisciplinariedad, colaboración y concreción de pensamientos y procesos; caminos que conducen a soluciones innovadoras en los negocios.”
Es decir, que es una metodología para desarrollar la innovación centrado en las personas que permite observar los retos, detectar necesidades y finalmente solucionarlas de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable.
¿Cómo lo usamos para emprendimiento?
Mediante 5 pasos: Empatiza, define, idea, prototipa y testea.

  • Empatizar: implica una inmersión para conocer mejor nuestro público objetivo y público meta a quienes va dirigido nuestro producto/servicio. Debemos preguntarnos ¿Qué tanto conoces a tus potenciales clientes/usuarios/beneficiarios? ¿Cómo son las personas? ¿Cuáles son sus necesidades?

Cuando se inicia un proceso creativo, generalmente se desconoce muchos elementos y factores en la cotidianidad del potencial cliente/usuario/beneficiario. Conocer lo que piensan, dicen y da sentido a las personas que beneficiará con su emprendimiento, así como del entorno, le permitirá tener insumos para idear una solución potente.

  • Definir: implica identificar las necesidades y las oportunidades de aquí que es clave responder: ¿Cuál son las necesidades identificadas? ¿Qué las causa y por qué? ¿Cómo vamos a pasar de esa situación a otra más favorable? ¿Cuál es nuestra visión e idea de cambio?
  • Idear: es justo donde damos rienda suelta a todas las ideas y alternativas de soluciones a la necesidad y/o problema que se desea dar respuesta. Es importante tomar en cuenta las siguientes preguntas: ¿Cómo puedo idear una solución realmente potente? ¿Qué tan disruptiva y creativa es mi solución?, ¿Cuál es mi mejor solución?, ¿La solución responde al problema abordado de manera creativa.
  • Prototipar: Esta etapa hace referencia al proceso de Prototipado, es justo la materialización de nuestra idea, el paso de los abstracto a lo físico para simular la realidad (simplificada) y propiciar validaciones.
  • Feedback (Testea): Sobre el prototipo nos preguntamos: ¿Qué funcionó bien y por qué? ¿Qué pudo haber funcionado mejor? ¿Qué se haría diferente en una próxima oportunidad?

Así como el design thinking, existen otras herramientas como lean start-up, business model canvas, entre otros que te permitirán innovar ágilmente para acelerar y mejorar los resultados de tu emprendimiento.