La nueva economía es femenina: 4 enseñanzas de emprendedoras destacadas que nos dejó la 1era Gira Nacional de Emprendimiento Femenino

0
154

Empoderamiento, sororidad e información, fueron las claves de la 1era Gira Nacional de Emprendimiento Femenino, realizado en Arequipa el pasado 6 de julio en las instalaciones de la Universidad Tecnológica del Perú. Después de realizar la gira en diversas regiones de Chile con gran éxito, el evento inauguró su agenda en Perú con una jornada de conferencias donde las asistentes aprendieron las principales herramientas del éxito empresarial, se conectaron entre ellas y reafirmaron sus fortalezas para seguir apostando por el emprendimiento femenino.

Después de recorrer Chile empoderando a las mujeres emprendedoras, la 1era Gira Nacional de Emprendimiento Femenino llegó al Perú por primera vez para seguir impulsando los proyectos de negocios femeninos. El evento, organizado por Emprende UP (Universidad del Pacífico)Mujeres del Pacífico y la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP), eligió a la Ciudad Blanca para desarrollar la primera fecha de la Gira, la cual también estará presente en TrujilloPiura y Lima.

La jornada contó con la participación de diversas expositoras que hablaron de economíaemprendimientomodelos de negocio y jornadas de trabajo enfocadas en el día a día de la mujer. El propósito de cada tema fue analizar las nuevas herramientas con las que cuentan las mujeres emprendedoras para desarrollarse en el Perú y potenciar sus fortalezas. Diario El Pueblo tuvo acceso al evento y conversó con cuatro expositoras sobre las características del emprendimiento femenino, las herramientas que tienen para desarrollarse y la necesidad de impulsar esta fuerza con miras a un mejor y más inclusivo futuro.

Cecilia Walker: “Una mujer emprendedora es un motor social de gran impacto”

Cecilia Walker es socia directora de Mujeres del Pacífico, una organización internacional que trabaja para impulsar la fuerza emprendedora femenina e incentivar el desarrollo de buenas prácticas en el ecosistema empresarial para beneficiar la inserción de la mujer. Mujeres del Pacífico es parte del equipo organizador de la Gira Nacional de Emprendimiento Femenino, una iniciativa muy necesaria en opinión de Cecilia, sobre todo en un sistema comercial que cada vez se mueve más rápido y que necesita de ideas concretas y seguras.

“Muchas mujeres no se animan a emprender si es que no están seguras de sus conocimientos, ellas solo necesitan el empujón para demostrarles que sí pueden y que están en toda la capacidad de ser exitosas y seguir creciendo. En nuestro estudio de impacto de emprendimiento femenino en Latinoamérica hemos identificado que una de las más grandes barreras es el miedo. Tanto en mujeres con nuevas ideas empresariales como en aquellas que pertenecen a empresas, el miedo a no estar lista es lo que las detiene. Es uno de principales flancos que atacamos porque la seguridad en sí mismas es crucial”, explica.

Cecilia Walker también apunta que el apoyo del Estado es de gran importancia, pero que lamentablemente no existen muchas iniciativas estatales que ayuden a las mujeres. “En el Perú solo hemos identificado 3 proyectos estatales que abogan por la mujer empresaria, lo cual es poco frente a todo el trabajo que se debe hacer. Es necesario tener apoyo tanto del sector privado como el público, así como de la academia para que una mujer tenga todas las herramientas necesarias para el éxito, pero también recalcamos que el empuje comienza de una misma; hoy contamos con Internet, que abre un mundo de posibilidades con las que podemos crecer y educarnos constantemente”, explica.

3 claves del éxito: La socia directora de Mujeres del Pacífico aconseja “atreverse, sentirse capaz de enfrentar el cambio y educarse constantemente”.

Yvana Bernasconi: “En el Perú, la mujer empieza 4 gradas más abajo que el hombre, necesitamos programas que equilibren sus posibilidades para beneficio de ambos” 

Yvana Bernasconi es directora de comunicaciones de la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP), institución que promueve el emprendimiento con el fin de facilitar el desarrollo de los proyectos propios en el mercado peruano.

Según Bernasconi, el 25% de la población peruana emprende y el 75% tiene a intención de emprender. Un escenario que no es compatible con el apoyo estatal que se les brinda a quienes emprenden. “Vivimos en un país que tiene un alto índice de emprendimiento en general, pero es cierto que existen más mujeres que hombres emprendiendo en etapa temprana. Sin embargo, el Perú solo cuenta con 3 programas de emprendimiento femenino y ninguna ley que lo apoye. Personalmente pienso que nos falta una voz que visibilice estas necesidades y que cubran la brecha de género entre hombres y mujeres. Si ambos tienen herramientas y posibilidades por igual, el beneficio es para todo el país”, apunta.

“En general, el estado del emprendimiento en el Perú está desatendido. Pasa con los hombres también. Nunca nadie  mostró interés en el emprendedor, todas las leyes están basadas en las características de las grandes empresas, pero no de aquellas que están naciendo, lo cual es negativo pues el emprendimiento es una de las principales fuentes de trabajo en el Perú“.

La directora de comunicaciones de ASEP también resalta el problema de la informalidad. “El Estado tiene que buscar la manera de hacer que el emprendedor o emprendedora encuentre un beneficio directo en ser formal, algo que no pasa ahora porque los costos de la formalidad son elevados comparados con la ganancia que les brinda”, explica. “En nuestra filosofía de trabajo buscamos que tanto hombres como mujeres trabajen juntos como complemento, no solo para generar sinergias potentes entre sus fuerzas de trabajo, sino para que más mujeres tengan la oportunidad de alcanzar puestos de liderazgo y entren en nuevos sectores como la tecnología y la innovación para cambiar su enfoque comercial, porque muchas mujeres emprenden por necesidad, pero es necesario transformar esta tendencia y llevarlas a emprender por oportunidad”.

3 claves del éxito: Yvana Bernasconi recomienda tener “una buena red de contactos y resaltar que las mujeres son una fuerza emprendedora en el país. Es necesario darnos cuenta y demandar nuestros derechos”. 

Giuliana Huamán: “La mujer empodera a la tecnología. Nuestro pensamiento amplio y detallista inyecta diversidad en el panorama tecnológico”

Como CEO de Empoderatec y consultora en Emprendimiento, Giuliana Huamán considera que la educación de las niñas es muy importante para generar líderes femeninas en nuevos campos de desarrollo como la tecnología, un sector que aún cuenta con poca inserción femenina a nivel global.

“Cuando somos niñas nos regalan muñecas o barbies, artículos que en su mayoría no son tecnológicos. Esto no sucede con los niños, quienes desde los primeros años ya tienen contacto con herramientas y juguetes como un camión para desarmar. Entonces, si pensamos por qué aún no existen muchas mujeres en el campo tecnológico, es porque no solemos estimular la mente de las niñas“, explica.

Giuliana cuenta que Empoderatec nació con el fin de cambiar estos paradigmas de educación. La empresa se encarga de evangelizar a las mujeres en tecnología y acercarlas a nuevas oportunidades de desarrollo con miras al futuro. “Realizamos vídeos sobre mujeres destacadas en ciencia y tecnología para que niñas y jóvenes puedan verlos e inspirarse, para que se den cuenta de que pueden ser como Mónica Abarca, una ingeniera electrónica que construye drones. Lo que quiero decir es que, sin desmedro de las carreras tradicionales, ¿por qué no enfocarnos en impulsar nuevas carreras para las mujeres?“.

Para la CEO de Empoderatec, es necesario que estas opciones tengan más visibilización para que lleguen a más niñas y niños, no solo para empoderar al género femenino, sino crear una nueva cultura tecnológica con oportunidades para todos. “Los hombres también aportan a la tecnología, sus conocimientos y habilidades sirven de complemento, pero es necesario que la mujer aprenda las bondades de la tecnología para llegar a más lugares y para facilitar sus propias condiciones de vida”, indica.

3 claves del éxito: Giuliana Huamán aconseja “reforzar tus propias habilidades, pensar en proyectos con propósitos personales para mantenerse firme frente a las barreras y acepta la incertidumbre como parte del proceso de emprender”.

Alejandra Cuervas: “El trabajo colaborativo es el futuro del mundo empresarial”

Nómades es una start up social cuya base de negocio es el trabajo colaborativo con la comunidad artesana del país. Alejandra Cuevas es cofundadora de la empresa y nos cuenta que este modelo de negocio se enfoca en la búsqueda de aliados comerciales como empresas, ONGs e instituciones con el fin de potenciar la cadena de comercialización y generar más beneficios.

“El equipo de Nómades ha trabajado en dos caminos, primero probamos trabajar solos y, posteriormente, concretamos alianzas. Nos dimos cuenta de que el impacto del trabajo colaborativo es muy diferente y más beneficioso que el modelo tradicional, los resultados son más potentes no solo para nosotros, sino para todos los actores que están conectadas con Nómades”, explica.

Alejandra pone como ejemplo el proyecto que desarrolló con una comunidad de Pucallpa, a la que conectaron con una consultora americana gracias a un concurso realizado de la embajada estadounidense. “Probablemente no hubiéramos podido hacer los contactos solos, pero esta unión de fuerzas tanto estatales como privadas son las que abren nuevas posibilidades de desarrollo para aquellos que antes no las tenían, sobre todo en el sector artesanía, donde los temas de comercialización son críticos“.

Para la cofundadora de Nómades, el enfoque colaborativo es el futuro de las empresas. “Usualmente nos enseñan que hay que trabajar contra el competidor, pero el modelo de las empresas sociales une fuerzas para alcanzar los mismos objetivos y generar más ganancias e impactar de forma más efectiva”, indica. “La economía colaborativa es nueva para nuestro país, aún queda mucho por hacer para expandirla y conquistar los modelos tradicionales, pero definitivamente es el camino a seguir”.

Artículo extraído de El Pueblo