Las trabas y complejidades legales matan los emprendimientos

0
233

Emilio Rodríguez Larraín Miró Quesada, presidente de la ASEP dice que es preocupante que el 68% de empresas sean informales.
El presidente del BID, Luis Alberto Moreno, anunció en la Cumbre Empresarial de la Alianza del Pacífico, desarrollada en Paracas, que para fortalecer el ecosistema emprendedor en los países del grupo, financiará con US$3,8 millones las asociaciones de emprendedores de la Alianza del Pacífico, que son Emprenda de Colombia, ASEM de México, Asech de Chile y ASEP del Perú.
Emilio Rodríguez Larraín es presidente de ASEP, organismo creado hace dos años por este abogado que, tras trabajar en el Banco Mundial, decidió regresar al Perú, primero para ayudar a los damnificados del terremoto de Pisco y luego para realizar emprendimientos en el sector inmobiliario.
Fue entonces que conoció lo difícil que es hacer empresa en el Perú y se propuso trabajar en ese campo. Fundó la ASEP como institución abierta y sin fines de lucro, a la que cualquier emprendedor puede acercarse para recibir asesoría y apoyo.
La ASEP se unió a instituciones similares en los otros tres países de la Alianza del Pacífico, formando Asela y convirtiéndose en el referente regional para conectar e impulsar emprendedores.
— ¿Qué le falta al ecosistema emprendedor de la región?
Faltan condiciones para que se genere mayor capital social, entendido como las conexiones entre individuos y entidades que pueden ser valiosas desde un punto de vista económico y, en este caso en particular, ayudar al crecimiento de los negocios. Los emprendedores latinoamericanos tienden a moverse en redes limitadas a sus círculos cercanos de amigos y familiares.
Entre las emprendedoras, este factor todavía es más agudo. En relación con ello, existe una escasa visibilidad de emprendedores que puedan representar modelos de rol y aprendizaje para otros. Una tercera causa tiene que ver con la asimetría de conocimiento y las insuficientes habilidades de los emprendedores, principalmente relacionadas con la gestión de innovación y mercados, así como con las problemáticas empresariales tradicionales que tienen que ver con aspectos financieros, legales, tecnológicos y de acceso a la información.
Igualmente, los emprendedores cuentan con poca experiencia y formación en comercio internacional para aprovechar mercados más amplios como el que se crea con la formación de la alianza. Por falta de conocimiento, redes, institucionalidad o manejo de negocios internacionales, a los emprendedores de la región se les hace difícil dar el salto a la internacionalización temprana.
— ¿Cómo superar esas carencias?
El emprendimiento es una herramienta sólida de movilidad social a través del esfuerzo personal y una fuente de competitividad, creación de empleo y crecimiento económico. La falta de apoyo proactivo por parte del Estado, y no exactamente de financiamiento, sino por trabas y complejidades legales –por resaltar algunas–, desalientan en muchos casos o matan los emprendimientos. Debido a que un emprendedor, en vez de enfocarse al 100% en su emprendimiento, termina destinando y gastando sus recursos en trámites y papeleos innecesarios.
Debemos nivelar la cancha y tener un mejor y más sencillo tratamiento para las pymes, uno que entienda sus necesidades y realidad. Me pregunto por qué, si hemos vivido en los últimos 15 años un crecimiento del 5,7% en promedio, según el Banco Mundial (sin contar el 2014), el porcentaje de empresas informales sigue siendo casi el mismo 68,8%, según la OIT.
— ¿Por qué?
Porque no hemos visto a los gobiernos enfocarse de la debida manera para mejorar este tema que nos afecta a todos los peruanos. La Sunat, en vez de apoyar la formalización, termina siendo la enemiga.
— ¿El financiamiento que recibirán del BID servirá también para superar esas carencias?
El proyecto desarrollará mecanismos basados en cuatro pilares que representan las principales necesidades de los emprendedores: impulso a la formación de redes, capacitación, defensa (programa de servicios legales, comunicacionales y acompañamiento para los emprendedores que experimenten algún tipo de vulneración de derechos) y desarrollo de políticas públicas (articulación de acciones para la incidencia en políticas públicas que mejoren las condiciones del ecosistema emprendedor fomentando la innovación de procesos y productos disponibles para los emprendedores).
— ¿Cómo se accederá a sus programas?
Para acceder a todo este paquete que se irá implementando en los próximos tres años, los emprendedores solo deben afiliarse en www.asep.pe. Ya contamos con casi 1.000 emprendedores inscritos.