Ley #Pago30Días: Hoy no se fía, mañana tampoco!

0
371

Una de las principales trabas para el crecimiento, la innovación y aumento de la productividad de los emprendedores Mypes es la falta de capital y la incertidumbre en los pagos que recibimos por trabajos, ventas o servicios realizados.

Estos plazos de pago inciertos nos hacen recurrir a financiamientos con muy altas tasas de interés, no solo por las razones que deberíamos como el mejorar nuestra infraestructura, equipos y/o maquinaria, o comprar los insumos y materia prima para poder producir y comercializar en base a contratos obtenidos, sino que nos obligan a adquirir estos productos financieros para cubrir costos fijos.

Este último endeudamiento que solo genera que gastemos de los futuros ingresos y sacrifiquemos la utilidad lo tenemos que hacer solo para poder sobrevivir, para poder pagar impuestos, alquileres, planillas y/o mano de obra entre otras cosas porque los pagos que generalmente están comprometidos a entre 30 y 90 días (en los mejores casos) porque los emprendedores Mypes, fiamos.

Sí, les fiamos a las grandes empresas y al Estado, y no como lo podría hacer el  bodeguero de la esquina del barrio (por amistad o confianza) sino porque no tenemos otra opción.

Buscamos crecer, ser siempre mejores, y esto nos lleva a contratar con el Estado y Empresas cada vez más grandes que aprovechan su posición y “poder de negociación” para no solo ampliar los plazos de pago, sino que además recurren a un sinnúmero de trabas para extender aún más los abonos con excusas como que la fecha de recepción en mesa de partes no es la fecha de ingreso a contabilidad, que hay errores en la emisión, o alguna otra leguleyada con la que seguro te estás sintiendo identificado.

Lo que proponemos desde la ASEP como parte de la iniciativa Latinoamericana de ASELA – en Chile ya es una realidad – es la ley de PAGO 30 días, que nivelará la cancha hacia los Emprendedores para lograr un mejor desarrollo de los sectores Mypes.

En PAGO 30, se propone que todo contrato con el Estado y las empresas privadas, deberá ser pagado en un plazo máximo de 30 días y de no cumplirse se aplicaran intereses y una comisión moratoria. Las excepciones se darán en caso que la ley lo indique en el sector público, y en el privado, dejando siempre el derecho a la negociación, se podrá acordar otro plazo por mutuo acuerdo, pero esta factura será contabilizada como compra por la SUNAT solo el mes que realmente se pague lo que hemos fiado.

Fernando Calmell del Solar del Río
Presidente de ASEP