Ser mujer en el mundo

0
79

Ser mujer en el mundo, especialmente en el ámbito laboral no es fácil. Sin embargo, hoy en día, las mujeres tienen un deseo de superación mayor que hace algunos años y este sigue aumentando con el tiempo. El deseo de mejorar, crecer y aportar un cambio positivo en el mundo es innegable. Por ello, el esfuerzo que están haciendo porque su trabajo sea reconocido, por poder acceder a las mismas oportunidades que los hombres y que el trato en su vida profesional sea igualitario está logrando un cambio importante en nuestra sociedad.

DATUM y la red WIN Américas realizaron un estudio regional sobre la mujer en base a +5900 encuestas a la población femenina adulta (+18) de 11 países que representan casi el 87% de la población total de América. Participaron Argentina, Brasil, Canadá́, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, México, Panamá́, Paraguay y Perú́. A continuación, rescataremos algunos de los puntos básicos de este estudio para conocer más a la mujer peruana.

Los resultados de la encuesta de DATUM revelaron que la población femenina adulta en nuestro país tiene planes y expectativas muy distintas a las que usualmente se le adjudican. Las tres categorías con mayor porcentaje de elección por las mujeres peruanas (en un plan de 2 años) son: viajar (26%), tener un negocio propio (22%) y estudiar/capacitarse (20%). Mientras que casarse, o formar una familia figuran entre las categorías con menos porcentaje en la encuesta (6% y 4% respectivamente)

La encuesta también fue segmentada por edades, por lo que las jóvenes entre 18 a 34 desean estudiar, terminar sus estudios, conseguir un trabajo y adquirir una casa. Las que planean viajar, tener un negocio propio y que sus hijos estudien una carrera suelen tener entre 35 a 55 años. Aquellas de 55 a más desean viajar y ampliar o transformar su casa.

La mujer peruana se siente empoderada y busca un rol que genere impacto en la sociedad. Los prejuicios se comienzan a dejar de lado para valorar a las mujeres y su importante labor dentro de nuestro país. Las mujeres están ganando terreno en ámbitos políticos, laborales, culturales y religiosos. Cada vez es mayor la cantidad de mujeres que no se resigna a su situación y busca un mejor futuro.